Vol. 8 Nº 3 y 4, julio - diciembre 2009, ISSN 1690-0723
 
 
 
 
   

Plan Nacional de Lectura y Bibliotecas en la Biblioteca Nacional de Colombia

Con la presencia de la ministra de Cultura, Paula Marcela Moreno, se lanzó la segunda etapa del Plan Nacional de Lectura y Bibliotecas en la Biblioteca Nacional.

Desde que nació en el 2003, el Plan Nacional de Lectura y Bibliotecas del Ministerio de Cultura, ha trabajado para hacer de Colombia un país de lectores. Hoy  el 99 por ciento de los municipios cuenta con una biblioteca pública, pero es necesario que estas crezcan, se afiancen, tengan sostenibilidad en el tiempo y se conviertan en Bibliotecas Vivas.

Son 943 dotaciones entregadas a cabeceras municipales y  corregimientos, 450 maletas de cine colombiano y latinoamericano, 101 bibliotecas construidas con apoyo del gobierno japonés, 11.000 bibliotecarios, maestros y promotores de lectura capacitados, 31 departamentos con red de bibliotecas en funcionamiento, 353 bibliotecas del país conectadas a Internet mediante Compartel  y más de dos millones de libros nuevos cuidadosamente seleccionados de la oferta editorial, los logros que ha tenido el Plan Nacional de Lectura y Bibliotecas del Ministerio de Cultura durante este tiempo.
A estos se suma la conformación de un sistema nacional de información para las bibliotecas públicas (www.bibliotecaspublicas.gov.co), la creación de bibliotecas con comunidades rurales, indígenas y afro y los programas piloto de servicios bibliotecarios para poblaciones vulnerables o con dificultades de acceso en establecimientos penitenciarios, en el Programa de Protección a Testigos de la Fiscalía, las Fuerzas Armadas y en poblaciones con discapacidad física o sensorial.

Si bien es cierto que las transformaciones resultantes de las políticas sociales y culturales se hacen evidentes a largo plazo, ya se empiezan a ver los frutos del esfuerzo de seis años.  Los resultados, aunque no generalizados y todavía limitados, son alentadores.

Para la muestra, al último congreso de bibliotecas públicas convocado por la Biblioteca Nacional, entidad coordinadora de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas, asistieron 700 bibliotecarios de todos los extremos del país, cargados de testimonios sorprendentes, de experiencias y de preguntas. Otro de esos resultados, que habla de las inmensas posibilidades a futuro de invertir en este sistema de bibliotecas públicas, es la rapidez con que los niños leen  las colecciones. Esa es la constante en las historias de los bibliotecarios: “los niños se leyeron ya todos los libros”, dicen.
Y  está claro que hoy en día los colombianos leen más: los mayores de 12 años pasaron de 1,6 libros en el 2005 a leer 2 libros en el 2008; el 52,40 por ciento de la población de la misma edad de las cabeceras municipales que sabe leer y escribir, leyó libros en el último año, por contraste  con el 40,7 por ciento de 2005; el 57,07 por ciento de los niños entre los 5 y 11 años de las cabeceras municipales leyó libros durante los últimos 12 meses y 52,56 por ciento de los niños de este rango de edad visitó una biblioteca pública en el último año. Las cifras son de la más reciente encuesta sobre prácticas de consumo cultural hecha por el DANE en 2008, en la que también el  75,57 por ciento de los encuestados dice leer por gusto.

Bibliotecas Vivas

Pero, ¿a qué le apuntan las Bibliotecas Vivas? A  ser espacios de lectura, encuentro y diálogo de las comunidades; con colecciones ricas y variadas; con acceso a las diferentes fuentes de información y conocimiento; abiertas a las necesidades e intereses de las comunidades y a la cultura universal; donde se promueva la lectura y la escritura; y se desarrollen servicios de extensión que lleguen a los grupos de población más alejados.

Para lograrlo es necesario trabajar en cobertura, programas de promoción de lectura y escritura, desarrollo de los servicios y actualización de las colecciones, formación, conectividad y  sostenibilidad: se trabajará por la sostenibilidad de las bibliotecas públicas, para lo cual es necesario buscar mecanismos legales, económicos y políticos que comprometan a todos los niveles de la administración pública y que permitan la articulación de los diferentes sectores sociales y de la empresa privada.

Como en cualquier área vital para un país, es necesario garantizar que todos los esfuerzos que se hagan tengan como norte la permanente actualización y continuidad para lograr los objetivos propuestos.  El desarrollo presente y futuro de una nación depende de la formación y educación de sus habitantes. De ahí la importancia vital que tiene para Colombia continuar con sus esfuerzos para transformarse en un país de bibliotecas y de lectores.

¿Cómo ayudar ?

El esfuerzo que se ha hecho en los primeros seis años del PNLB ha contado con el apoyo conjunto de diversas entidades públicas y privadas.  La invitación es  a seguir sumando esfuerzos y voluntades para que las bibliotecas de Colombia sigan vivas y cultivando lectores. Personas y empresas pueden contribuir con nuevas colecciones de libros u otros materiales para dotar las bibliotecas, equipos, mobiliario, infraestructura física, formación de bibliotecarios y promotores de lectura, programas de promoción de lectura  y recursos financieros.

Socios del Plan Nacional de Lectura y Bibliotecas
Banco de la República, Embajada del Japón, Gobernaciones y alcaldías del país, Ecopetrol, Isagen, Fonade, Fiscalía General de la Nación, Fuerzas Militares de Colombia, INPEC.

Comuníquese con:
Plan Nacional de Lectura y Bibliotecas
Grupo de Bibliotecas Públicas, Biblioteca Nacional de Colombia
Teléfono: 2430804
www.bibliotecanacional.gov.co
Calle 24 No. 5-60, Bogotá

 
 
ENVIAR CORREOIMPRIMIR
Secretaría Ejecutiva / Telefax: (58 212) 564 3189 / Caracas - Venezuela 

Todos los derechos reservados. Caracas, Venezuela, 2009. Producido por: Seventeen Design