Vol. 8 Nº 3 y 4, julio - diciembre 2009, ISSN 1690-0723
 
 
Catálogos on line y portales bibliotecarios: ¿un reto para la integración?
   
Catálogos on line y portales bibliotecarios: ¿un reto para la integración?

Jorge Serrano-Cobos y Alicia Sellés
www.masmedios.com

Más allá de la mera exploración del catálogo, las bibliotecas desean dar otros servicios online a un usuario que se conecta frecuentemente y a través de más dispositivos distintos, por lo que los bibliotecarios hacen uso ya de otras aplicaciones web, bien sean de pago, gratuitas, open source y las llamadas sociales o 2.0. Así, encontraremos funcionalidades nuevas (y otras no tan nuevas, pero más estandarizadas) tanto en los OPACs como en los nuevos portales bibliotecarios. El camino a recorrer es largo, y la integración, por ahora en general, sólo lo es de nombre.

1. Introducción

El OPAC, Online Public Access Catalog, la herramienta de acceso público al catálogo de una biblioteca, ha permitido a los usuarios, desde los inicios de la informatización de las bibliotecas, descubrir o encontrar un ítem del catálogo físico, para poder después recogerlo y “consumirlo” (bien fuera viendo un vídeo o leyendo un libro).

Cuando llegó internet, las bibliotecas comenzaron a desarrollar portales bibliotecarios, páginas web en las que, además del catálogo, se querían mostrar otras informaciones, como enlaces de interés local, horarios de apertura, actividades y eventos con públicos específicos, fotografías o vídeos de los eventos, etc.

El gran problema que surgió entonces raramente ha sido solucionado: se generó un divorcio entre el catálogo, gestionado desde el SIGB (Sistema Integrado de Gestión de Bibliotecas), y el portal web bibliotecario, gestionado bien manualmente en los primeros tiempos, bien mediante Gestores de Contenido (CMS o Content Management Systems). El reto sigue ahí, porque como diría Ranganathan, las bibliotecas son organismos vivos que deben evolucionar con su entorno, integrando recursos para mejorar el servicio1.

El objetivo de este artículo es revisar lo que está dando de sí esa evolución en el apartado de mejoras en los portales bibliotecarios y su posible integración con el OPAC. ¿Qué tendencias, herramientas y funcionalidades van incorporándose a los portales y OPACs bibliotecarios?

2. OPACs versus Portales Bibliotecarios

Para empezar, creemos necesario diferenciar dos tendencias principales en cuanto a cómo se diseña la arquitectura de los sistemas, y estudiaremos las ventajas y desventajas que plantean a la hora de hacer convivir los OPACs con los portales bibliotecarios.

Posteriormente, en el capítulo 3, veremos algunas novedades tecnológicas aparecidas últimamente. Las novedades serán las mismas, pero podremos ver que unas u otras bibliotecas siguen caminos distintos para integrarlas en un portal bibliotecario, siguiendo principalmente una de estas dos estrategias:

a) Inclusión del OPAC dentro del portal bibliotecario

El OPAC se “integra” dentro de un portal de la biblioteca, realizado con otra herramienta de gestión de contenidos o CMS (Content Management Systems). Dependiendo de las posibilidades y el presupuesto, veremos desde la desaparición total de la interfaz propia del OPAC original, hasta un simple enlace desde el portal al OPAC, que funciona de forma independiente.

A su vez, el portal bibliotecario rara vez usa un único software de gestión de contenidos, puesto que en muchas ocasiones usa herramientas o portales externos para dar otros servicios de valor añadido, como los de agregación de contenidos (véase el caso del portal netvibes.com, por ejemplo).

La rigidez de la mayoría de los módulos OPAC de los sistemas de gestión de bibliotecas ha propiciado que surjan multitud de iniciativas encaminadas a “liberar” la interfaz de cara al usuario, separando con mejor o peor éxito esta capa de la de gestión del catálogo y la biblioteca en general.

Su principal problema inherente es que la integración no es completa. Se extraen de la base de datos los registros y se indexan y recuperan a través de otra base de datos, pero la información de la interacción de los usuarios, o de otros contenidos del portal bibliotecario, no está verdaderamente integrada con los contenidos del catálogo, y la información que se puede ofrecer al usuario en el portal sigue siendo limitada. Por ejemplo, salvo desarrollo específico por programadores, no podemos mostrar de forma automática información como:

• En la sección de “agenda de eventos”, los ítems que hay en la biblioteca de un autor al que se va a invitar la semana que viene.

• Viceversa, si alguien busca por ese autor, que el sistema avise en la página de respuestas del buscador que la semana que viene habrá una tertulia con él.

• Que “x” usuarios de la biblioteca que además participan en el foro online han declarado públicamente ser fans suyos y han montado un club de lectura sobre él.

b) Portal bibliotecario dentro del SIGB extendido Aquí el Sistema Integrado de Gestión de Bibliotecas se dota de una mayor cantidad de funcionalidades (aproximándose al concepto de “SIGB extendido”, citando a Tomás Saorín2), de forma que desde éste se pueda generar el portal bibliotecario, sin necesidad de contar con otras herramientas para generar otros tipos de contenidos. Sería el caso de sistemas abiertos como el del SIGB Open Source Koha3, como por ejemplo el desarrollado por MASmedios.com para BBVA, que permite generar noticias para los usuarios, y añadir módulos que aporten diferentes funcionalidades que no están incluidas hoy día.

3. Novedades tecnológicas

No es fácil detallar todas las novedades tecnológicas y de concepto que están surgiendo en el mundo de los OPACs, pero intentaremos dar una breve pincelada de lo que está sucediendo en un mercado que gracias al empuje del Open Source, está despertando de décadas de letargo, lo que debería suponer una alegría para el sector, y por ende, para el usuario final. Así, teniendo en cuenta las dos tendencias principales descritas anteriormente, podemos destacar:

3.1. Personalización

El concepto de “Mi biblioteca” se ha hecho omnipresente ya en los OPACs. El usuario puede reservar o renovar préstamos de ítems online, crear listas de favoritos, recibir alertas o recomendaciones personalizadas, basadas en mi historial de búsquedas, en los más populares entre usuarios como yo, etc.

3.2. Servicios de referencia online

El concepto de servicio de información de referencia se ha expandido a través del uso de herramientas como Twitter, Facebook, Picasa, Blogger, etc., ofreciendo información en tiempo real a través de la conexión con otros portales y herramientas que dan servicios muy específicos, o informando al usuario conectado desde otros sistemas para conocer las novedades bibliográficas por tipo de ítem, por ejemplo en el formato RSS4.

3.3. Registros bibliográficos enriquecidos

Hoy día el usuario tiene acceso a una enorme cantidad de fuentes de información, y el usuario online en particular busca claramente la accesibilidad al texto completo. Así, los registros bibliográficos se han ido enriqueciendo con más información para facilitar la decisión de los usuarios a la hora de elegir un ítem.

La compatibilidad de formatos como el XML y la aparición de APIs (interfaz de programación de aplicaciones, del inglés Application Programming Interface) que permiten a los programadores realizar consultas a otros buscadores y portales, nos brinda la oportunidad de utilizar (en ocasiones de forma gratuita o libre) las revisiones y cubiertas de libros de Amazon o Syndetics, vislumbrar algunas páginas de un libro con Amazon Search Inside o Google Books, generar enlaces automáticos del catálogo a recursos de Internet, como con absysNETc+I/link, descubrir ediciones alternativas mediante ThingISBN de LibraryThing o xISBN de OCLC, u obtener resúmenes, críticas, premios o bibliografías relacionadas de librerías y editoriales mediante el formato ONIX, por poner algunos ejemplos.

3.4. Biblioteca móvil

Las estadísticas indican que aumenta el uso de los teléfonos móviles para navegar en sitios web tanto en el ámbito mundial5 como en el nacional6, lo que implica que nuestros servicios online deberán estar disponibles a través de estos dispositivos7, sobre todo si queremos dar respuesta inmediata al usuario que tiene una necesidad de información en medio de la calle8.

3.5. Participación del usuario

Los OPACs sociales son aquellos que permiten la participación activa del usuario tanto en la propia “vida” de la biblioteca (lo que llevaría al concepto de biblioteca 2.0), como en el enriquecimiento de la experiencia de búsqueda y descubrimiento de ítems del catálogo. Así los usuarios son ya capaces de valorar, recomendar, criticar e incluso colaborar en el proceso de descripción bibliográfica del ítem, indización social mediante tags, y construcción del catálogo, algo que ya hacía el usuario a través de las clásicas desideratas, pero ahora de una forma acaso más deliberada y notoria.

Hay que puntualizar aquí que el gran handicap que tiene el OPAC social es que la mera posibilidad de participar no implica que el usuario vaya a hacerlo9. Hemos de entender por qué y para qué va un usuario a describir un ítem con un tag / etiqueta / temática, o va a recomendar un libro.

Sólo si trabajamos con un público “fan”, podremos esperar una actividad frecuente y proactiva, como por ejemplo lectores de literatura fantástica o política. El usuario medio lo que quiere es un servicio personalizado en el que guardar sus favoritos, y lo describe para recordar cuáles eran los ítems que guardó, cuando son muchos (docenas o cientos) por lo que su motivación es simplemente egoísta. El uso “social” que el sistema hace de calcular con esos datos (previamente anonimizados) cuáles son las descripciones más comúnmente usadas, permitirá al sistema “decidir” automáticamente qué ítems son los que más responden a tal o cual tag o etiqueta según el común de los usuarios.

Por tanto, para que el sistema proporcione buenos resultados hacen falta muchos usuarios que aporten mucha información, para que el sistema de recuperación haga buen uso de la “democracia” participativa. Así, los OPACs que mejor uso hacen de estas tácticas son los que dan soporte a muchos miles de usuarios, o los que se aprovechan de otros sistemas con más usuarios, como podrían ser Librarything o Worldcat actualmente (todavía poco representados para la lengua es pañola, lo que podría dar lugar a ciertos sesgos), o redes bibliotecarias extensas que pusieran de acuerdo sus sistemas, en un hipotético caso, así como aquellos que inciden en la personalización de los servicios.

Pero además, los portales bibliotecarios “sociales” aportan una mayor riqueza de oportunidades a la hora de relacionarse con los usuarios, desarrollándose así foros de lectores, clubes de lectura online, chats grupales con escritores, concursos literarios, cuentos y blogs colaborativos, etc.

3.6. Los algoritmos de relevancia

En los últimos años, con el advenimiento del software Open Source, se ha visto proliferar el uso de diferentes algoritmos, en aras de mejorar la relevancia de las respuestas que ofrecían los buscadores.

Así, observamos muy diferentes alternativas, como pueden ser Lucene / Solr, Zebra, Xapian10, etc. En general, indexan a texto completo (por tanto, no recuperan sólo entre los campos MARC de una ficha catalográfica) y permiten incluir información en formatos como XML, y recuperar tanto mediante búsquedas booleanas exactas, como a través de búsqueda de palabras clave en texto completos.

3.7. Presentación de resultados en motores de búsqueda

La búsqueda facetada es ya común en diversos OPACs y motores de búsqueda, incluido Google11. En primer lugar, el usuario busca algo mediante una palabra clave. En la pantalla de respuestas, el buscador permite redefinir (en inglés refine, otras veces lo encontramos como limit: limitar) la búsqueda o hacerla más específica al elegir buscar esa palabra clave, pero dentro de ciertas clases extraídas de los metadatos, como podrían ser los autores, el año de publicación, centro de interés, etc.

La capacidad de agregar una ficha del catálogo web a otros portales de gestión de “mis links favoritos” como delicious.com u otros a través de la aplicación addthis.com, la notificación de actualización del catálogo mediante formatos de alertas en RSS u OPML, el análisis de alternativas de búsqueda (“Usted quiso decir…”) o las direcciones de citación web o URL permanentes (DOI, OpenURL, CrossRef, SFX, etc.) son otras de las innovaciones que se están convirtiendo poco a poco en estándares del mercado en cuanto al apartado de respuestas de búsqueda de los OPACs.

La otra tendencia es la misma de los buscadores comerciales, denominada Universal search, donde en los resultados se mezclan ítems de diferentes formatos. En cualquier caso, sí se aprecian intentos de simplificar el interfaz inicial de búsqueda dejando en segundo plano la búsqueda avanzada o experta, en torno a una búsqueda con una sola caja, con opciones de filtrado muy intuitivas.

3.8. Separación de SGB y OPAC

Como mencionábamos en la introducción, mientras cada vez más el software de gestión de bibliotecas está enfocado a otorgar cada vez mayores prestaciones de cara al trabajador de la biblioteca, mejorando así su rendimiento, de cara al usuario final se le ha achacado tradicionalmente al OPAC una cierta rigidez a la hora de hacer más fácil de usar el interfaz de búsqueda.

En este sentido, cabe destacar diferentes alternativas, en general realizadas mediante software open source, como Blacklight12, VuFind13, Extensible Catalog14, Scriblio, SOPAC 2.015, Rapi16 o Zebra, o las interfaces de búsqueda de gestores de contenidos como Drupal17 o Joomla.

3.9. La biblioteca fuera de su propio portal bibliotecario

La escasez de recursos ha hecho que muchos bibliotecarios con ganas hayan optado por utilizar recursos web y aplicaciones de otros portales, para poder dar servicios imaginativos a sus usuarios, algo que no podían hacer con los gestores de contenidos propios de su portal o con sus OPACs.

Así, surgen iniciativas de todo tipo, tanto desde la biblioteca como entidad, como por parte de los propios bibliotecarios a título particular, desde crear portales que conllevan la agregación de servicios de otras aplicaciones web, como Netvibes, plugins para el navegador Firefox18, páginas y comunidades en Facebook, etc. La filosofía subyacente, “si la montaña no va a Mahoma…”, implica ir donde están los usuarios, de la misma forma que, por ejemplo, la biblioteca va al lugar donde los usuarios de Madrid pasan más tiempo leyendo: el Bibliometro.

4. Conclusiones y consideraciones prácticas

Los OPACs de los Sistemas Integrados de Gestión de Bibliotecas van incorporando funcionalidades en la línea de la participación del usuario, de la integración con herramientas externas, etc., pero como también hemos visto, muchos de los avances desarrollados en los OPACs son a día de hoy resultado de parches o adaptaciones personalizadas, cogiendo algo de aquí y algo de allá, motivadas sobre todo por entidades inquietas que intentan dar diferentes servicios adaptados a su público.

El software libre ha aportado un mayor dinamismo en el desarrollo de nuevas y diferentes formas de interactuar con el catálogo, pero en cualquier caso, sigue faltando una verdadera integración entre los distintos sistemas, para conseguir llegar a ese SIGB extendido, es decir, una herramienta que dé soporte a todos los procesos bibliotecarios, con un OPAC-portal que realmente permita explotar todas las posibilidades de la web relacionándolas con el catálogo de muy diferentes formas.

Hoy por hoy, y mientras el mercado de software evolucione en esa dirección, podemos optar por multitud de soluciones intermedias, unas más integradas visualmente, otras más distribuidas, pero siempre con una meta en mente: ofrecer más y mejores servicios online a nuestros conciudadanos.

1. http://www.ucm.es/BUCM/biblioteca/doc6205.pdf
2. http://ibersid.eu/ojs/index.php/scire/article/viewFile/1466/1444
3. http://www.slideshare.net/fesabid/koha-international-development-fesabid-2009
4. http://test.absysnet.com/comics/sindicacion.html
5. State of the Mobile Web, December 2008 and 2008 Year-in-Review. http://www.opera.com/smw/2008/12/
6. Aumenta el uso de Internet desde el móvil en España.
http://www.tecnologiablog.com/post/
7. http://www.mail-archive.com/iwetel@listserv.rediris.es/msg00725.html
8. http://mobile-libraries.blogspot.com/2009/07/worldcat-mobile-pilot-extended-to.html
9. Tipologías y estilos en el etiquetado social.
http://www.terremoto.net/tipologias-y-estlos-en-el-etiquetado-social/
10. http://xapian.org/
11. Ejemplo de búsqueda facetada en Google. http://www.google.com/#hl=en&q=opac&aq=f&oq=&aqi=g-p2g8&fp=5aMDTL4 Tog
l 2. http://projectblacklight.org
13. http://www.vufind.org/
14. http://www.extensiblecatalog.org
15. http://thesocialopac.net/
16. http://linc.comp.nus.edu.sg/code/
17. http://drupal.org/project/millennium
18. http://www.libx.org/

AUTORES: Serrano-Cobos, Jorge y Sellés, Alicia.

TÍTULO: Catálogos online y portales bibliotecarios: ¿Un reto para la integración?

RESUMEN: Tras una pequeña introducción en la que se plantea el divorcio entre el catálogo gestionado desde el SIGB portal web bibliotecario, este artículo estudia las ventajas y desventajas de la convivencia de los OPACs con los portales bibliotecarios. Continúa con las novedades tecnológicas aparecidas en el mundo de los OPACs y termina detallando principales conclusiones y consideraciones prácticas al respecto.

MATERIAS: Bibliotecas / OPACS / Opac Social / Catálogos en Línea / Portales Bibliotecarios / Nuevas Tecnologías.

Tomado de la Revista Mi Biblioteca
N.º 19 · Otoño 2009

 
 
ENVIAR CORREOIMPRIMIR
Secretaría Ejecutiva / Telefax: (58 212) 564 3189 / Caracas - Venezuela 

Todos los derechos reservados. Caracas, Venezuela, 2009. Producido por: Seventeen Design